Semen de baja calidad

Hoy os quiero hablar de un tema del cual vengo escuchando muchas noticias últimamente, esto quiere decir que existe un grado de alarma y preocupación, y no es para menos…

Según varios estudios desarrollados en más de 50 países, la calidad del esperma ha descendido a la mitad en el último medio siglo. De hecho, esta investigación publicada en «Human Reproduction Update», dice que dentro de 10 años los hombres tendrán dificultades para ser fértiles.

¿A qué puede deberse este descenso en la calidad del esperma?  Exposiciones a tóxicos y contaminantes o los estilos de vida.

Es decir, que si vivimos o trabajamos en medios donde hay mucha exposición a productos tóxicos, generalmente químicos esto afectara a nuestra salud y la de nuestro esperma.

Igualmente si bebo agua o como alimentos con tóxicos afectará a nuestro esperma, hoy día es fácil ingerir con la alimentación metales pesados tóxicos, restos de micro plásticos, componentes químicos y una larga lista de sustancias que luego os enunciaré.

Por esto siempre incido en la importancia de hacer los planes de limpiezas del organismo, para eliminar estas sustancias tóxicas que poco a poco vamos acumulando a lo largo de los años. Lo cual es normal, porque cada vez vivimos en un mundo más contaminado. No solo limpiar sino identificar donde pueden estar los tóxicos para no ingerirlos. Por eso siempre hablo que hay que comenzar desde el agua que bebemos, estoy especializado en la calidad del agua, es algo que siempre hablo desde el primer momento que queremos hacer una limpieza.

Uno de los datos que aporta este estudio es que el número de espermatozoides por mililitro de esperma ha pasado de 101 millones en 1973, a los 49 millones en la actualidad. Como hemos dicho anteriormente ha descendido a la mitad más o menos.

Cada vez se tiene más tarde el primer y segundo hijo/a, cerca de los cuarenta…y si a esto le sumamos el problema de la baja calidad del esperma estamos ante una crisis que hay que ir teniendo en cuenta.

¿Se puede revertir esta tendencia? La buena noticia es que sí, las claves son evitar la exposición a los ambientes tóxicos, una alimentación saludable sin tóxicos, hacer limpiezas del organismo cada cierto tiempo, hacer ejercicio físico y tener un buen descanso, una buena calidad de sueño.

Hay que tener en cuenta que un esperma de baja calidad y poca concentración es un biomarcador de la salud del varón. Es decir, que tiene más riesgos de sufrir enfermedades.

En conclusión, debemos cuidarnos y cuidar el medio ambiente.

A continuación os comparto una lista de sustancias toxicas que todos poseemos en mayor medida en nuestro organismo y a los cuales hay que prestar atención para expulsarlos y evitar en la medida de lo posible que no entren en él:

Metales pesados (aluminio, arsénico, Bario, cadmio, calcio tóxico, cobre, mercurio, níquel, plomo). Especialmente mercurio, aluminio y cobre.

Virus y desechos víricos

Restos de medicamentos

Invasores químicos industriales del hogar (ambientadores, colonias y perfumes, desodorantes convencionales, detergentes y suavizantes convencionales, tintes de pelo, sustancias químicas para las uñas, velas perfumadas, lacas, maquillaje convencional, lociones corporales convencionales, Champús y productos para el cabello convencionales, polvos talco, productos químicos para la limpieza en seco, productos de limpieza convencionales) * Hay que elegir bien los productos que vamos a utilizar. Dando importancia a nuestra salud.

Bacterias y otros microbios

Neuroantagonistas químicos (abonos químicos, cloro, DDT, humos, flúor, fungicidas, herbicidas, insecticidas, larvicidas y otros pesticidas)

Sustancias petroquímicas (aceite y grasa de máquinas, barnices, Cocinas y hornos de gas, combustible diesel, Dioxinas, Disolventes, Gases de escape, Gasolina, Limpiadores de alfombras, pintura, plásticos, queroseno)

Comidas problemáticas. Hay muchos alimentos que comemos que afectan a nuestro organismo ya que son el alimento optimo para virus y bacterias. * Hay que elegir bien los alimentos que vamos a comer, cuáles y de donde proceden. Dando importancia a nuestra salud.

Adrenalina tóxica procedente de traumas emocionales

Radiación (lluvia radiactiva, Rayos X, Resonancias magnéticas, suministros de comida y agua, TAC, teléfonos móviles y dispositivos tecnológicos, tomografía por emisión de positrones, viajes en avión)

Sustancias químicas alimentarias problemáticas (aspartamo y otros edulcorantes artificiales, ácido cítrico, formaldehido, glutamato monosódico, aromas naturales y artificiales, levadura nutricional, conservantes, alcohol)

Exposición a la lluvia contaminada con sustancias químicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×